Contáctanos

Qué es un candado de hierro y principales usos

Que es un candado de hierro

El candado de hierro es un mecanismo de seguridad que funciona como cerradura portátil. Este dispositivo se coloca en el objeto a proteger y puede estar hecho de diversos materiales; sin embargo, los candados hechos de hierro suelen ser los más populares debido a su versatilidad, precio, durabilidad y resistencia.

Consejos para la selección y uso de los candados de hierro

Te presentamos a continuación un listado de criterios que deberías tomar en cuenta para seleccionar un candado. A partir de esto, podrás operarlo con seguridad y eficiencia.

  1. Verifica el tamaño. Es de suma importancia que selecciones la magnitud y grosor adecuados de tu candado. No usarás un candado de alta seguridad para tu maleta y tampoco sería práctico que utilizaras un candado pequeño y endeble para la puerta de tu casa.
  2. Selecciona la forma del aro. El aro es indispensable en un candado, pero también es la pieza del candado que más ataques recibe por parte de quienes desean abrirlo a la fuerza. La forma de aro más común es la de «U»; y existen aros cortos y aros largos. El aro corto es más difícil de cortar porque suele ser también más grueso que el aro largo. La ventaja del aro largo sobre el aro corto es su mayor capacidad de aseguramiento.
  3. Elige el tipo de empernado. Con el empernado nos referimos a la forma en que los candados hacen trabar su aro con su base. Hay tres tipos de empernado a saber: el empernado simple, que es el mecanismo utilizado en los candados más económicos; el empernado doble, que es de mayor seguridad que el simple; y el rodamiento de bolilla doble. Este último es el más costoso, pero compensa su precio elevado con su gran resistencia a las seguetas o cizallas, por lo que es más difícil abrir el candado.
  4. Considera el nivel de seguridad que requieres. No hay una norma industrial que clasifique el nivel de seguridad de los candados. Su categorización es arbitraria y lo más común es dividirlos en 3 grupos: el candado de seguridad básica, que es el de uso diario y suele ser compacto y pequeño; el candado de seguridad alta, que sirve para proteger los interiores y exteriores y tiene un precio más elevado que el básico; y finalmente, el de máxima seguridad, que se utiliza para asegurar cosas de gran valor o para áreas industriales y comerciales.
  5. Elige el diseño del candado de acuerdo a tu necesidad. Existen muchos tipos de candados según su mecanismo de cierre, el material con el que están hechos, su tamaño y su complejidad de manufactura. Lo mejor es que siempre tengas en mente qué tan importante es el objeto que deseas resguardar y qué tan expuesto se encuentra dicho objeto al robo. Mientras más seguridad, tamaño y dificultad a la apertura necesites en el candado, más dinero habrás de invertir. También abundan los candados con combinación; sus mecanismos, sin embargo, suelen ser más frágiles que los de aquellos que abren con llave.
  6. Evalúa qué te conviene más. Existen candados con llave única, candados hermanables y candados maestrados. Los del primer grupo, como su nombre indica, poseen una única llave que los abre naturalmente; a menos, claro, que se haga una copia de su llave natural. Los del segundo grupo son aquellos candados que se abren con una misma llave y tienen mecanismos de clausura y apertura exactamente idénticos. Finalmente, existen los candados maestrados, los cuales poseen llaves distintas, pero también una llave maestra que los abre todos.

La elección del candado adecuado dependerá del uso que quieras darle. No tomes a la ligera el uso del candado. ¡Es por el resguardo de tus bienes!, así que jamás escatimes en seguridad. ¡Tómate tu tiempo en elegirlo!

También te va a interesar: Beneficios de las escaleras de aluminio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat