Contáctanos

Ventas

Cómo organizar un garaje: sigue estos sencillos consejos

Cómo organizar un t3 max 25 garaje es un tema preocupante para muchas personas. Seguramente, tú también te has enfrentado a esta habitación donde suelen haber muchas cosas. Es un lugar que normalmente las familias tratan como un sitio adicional donde almacenar y allí van a parar todos los objetos que no saben dónde guardar.

Consejos útiles para organizar tu garaje

Un garaje bien organizado puede ser un espacio versátil. Es el lugar ideal para tener las herramientas, material de deporte y, en general, esas cosas que no necesitamos dentro de la casa. Ordenar este sitio no es una labor imposible. A continuación, podrás encontrar algunos tips para organizar las herramientas en tu hogar y las ventajas que estos te ofrecen.

  1. Dale una ubicación a las bicicletas. Esta es una de las formas más eficientes de encontrar más espacio en tu garaje. Coloca ganchos, porta bicicletas, cuerdas, en resumen, cualquier elemento que te permita tenerlas colgadas. Con esta simple solución podrás tener el paso libre de objetos, adicionalmente, te evitas los golpes con los pedales.
  2. Organiza las herramientas en la pared. Es muy probable que tengas llaves, alicates, destornilladores, etc. Tal vez, hasta poseas herramientas de carpintería. Este tipo de objetos tienden a estar en desorden, incluso si están en alguna caja de herramientas. Una gran solución es tener en la pared un organizador que permita colocarlos, con la ventaja adicional de poder visualizarlas más fácilmente. Esto elimina cualquier injectable clomid for sale online in uk my clomid side effects otra forma de almacenamiento que seguramente estaba sobre el piso o en algún estante.
  3. Coloca estantes. Esta es una solución que depende de los objetos que vas a almacenar en el garaje. Pueden ser estantes completos desde el suelo o aquellos más pequeños que se adapten al tamaño particular de los objetos. El caso es que las estanterías son la mejor solución para colocar esas cosas que se apilan en un rincón. Al ubicarlas en estantes, puedes ver lo que tienes e incluso si hay cosas de las que puedes prescindir.
  4. Deshazte de cosas. Puedes hacer una venta de garaje. Seguramente, cuando estés organizando tu kit de herramientas, encontrarás cantidad de objetos que hace algún tiempo no utilizas, incluso, que ya no necesitas. Habrá cosas con valor comercial y otras que simplemente podrás donar o botar. Clasifícalas y sal de ellas, no caigas en el circulo vicioso de volver a guardarlas, mientras buscas tiempo para decidir qué hacer. Recuerda es así como comienza a crecer el caos dentro del garaje.
  5. No dejes piezas sueltas. Pon todo dentro de cajas, esto permite que los objetos similares estén en un solo lugar. Especialmente, aquellos artículos que no quieres ni ver, pero que no puedes botar o vender. La mejor forma de mantener la organización es en estas cajas. También, ten en cuenta que, para que no de un mal aspecto visual al garaje debes quitar el óxido de las herramientas que queden a la vista.
  6. Usa los laterales. El real objetivo de un garaje es guardar el coche cuando no se está utilizando. Esto hace necesario que el espacio central esté libre. Cualquier forma de organización que emplees debe estar en las paredes laterales. El orden correcto debe permitir que tengas espacio para colocar objetos y que puedas guardar tu coche.
  7. Usar el fondo del garaje. Sobre todo, en espacios estrechos, la pared del fondo es un lugar que se puede aprovechar colocando algún organizador o estante. Lo importante es preservar el lugar suficiente para que entre el coche.

La organización del garaje es la mejor forma de contar con un espacio utilitario y de almacenamiento. Estos son solo algunos consejos para que lo puedas hacer de forma eficiente, recuerda que la idea es que puedas transitar por este lugar sin riesgos.

También te puede interesar: Tips para organizar las herramientas en tu hogar

 

¿Cómo hacer una escalera de madera? Guía práctica de carpintería

Hacer una escalera de madera no es muy complicado. Fabricarla requiere de varios pasos precisos y llevados a cabo con cuidado, tiempo y paciencia. El uso de las herramientas indicadas es imprescindible.

Veamos los primeros pasos para fabricar una escalera de este material

Además de los pasos necesarios para tal efecto, mencionaremos las herramientas de carpintería que necesitarás para fabricar escaleras de madera.

  1. Lo primero es calcular las medidas y tener presente, a priori, cómo es que pretendemos que sea la escalera. Calcularás la altura y también el ancho de la escalera misma y, además, el hueco o espacio en que estará ubicada. Necesitarás un cordel.
  2. Luego, deberás calcular los ángulos que tendrán los peldaños y, de esa manera, poder traspasarlo a las vigas que van a ir a los dos lados de la escalera. Esto es lo que le brindará la estabilidad necesaria.
  3. Posteriormente, deberás cortar en ángulo con una caladora y marcarás la ubicación o colocación de todos los peldaños con un lápiz. Ello, por cuanto es muy importante que tengas en cuenta el espacio que separará todos los peldaños, así como su ancho.
  4. Dicho espacio dependerá del grosor de la madera que hayas adquirido. Debes saber que lo más recomendable es una madera que tenga, por lo menos, 25 milímetros de espesor.
  5. Luego, mediante una fresadora, rebajarás las marcas que ya habías hecho con el lápiz. Harás unas hendiduras que serán imprescindibles para que encajes los peldaños de la escalera. Ahora, es imprescindible que sigas las normas de seguridad industrial respectivas.

Veamos los pasos siguientes que son necesarios también

Los pasos siguientes en la fabricación de una buena escalera son varios y los relacionaremos.

  • El acabado. Para tal efecto, es muy importante que lijes minuciosamente todas las piezas que, hasta este momento, han sido trabajadas.
  • A continuación, es el turno de los peldaños que, justo es decirlo, tendrán una cantidad que dependerá de la altura que desees para la escalera. Antes de cortar, tienes que matar lo cantos con tu fresadora.
  • Cuando hayas matado lo cantos (una terminología muy propia de la carpintería), debes marcar y, de paso, cortar con la sierra circular.
  • Luego, será necesario que hagas unos agujeros en las vigas, bien sea con la broca o con la fresadora adecuadas.
  • Enseguida, debes lijar bien las hendiduras y aplicar cola de calidad y apta para la madera. Ya estás listo para colocar los peldaños.
  • Una vez bien colocados, tendrás que asegurarlos con varios tirafondos y con la misma cola. De esta manera, la escalera quedará de lo más resistente.
  • El siguiente paso consiste en introducir unos tubillones de madera que deberás fijar con cola. Haz lo mismo con la otra viga.
  • Posteriormente, debes lijar la estructura completa, alternando diferentes tipos de lijas, desde las más gruesas hasta las que tengan un grano mucho más fino. Esto le dará un excelente toque de profesionalismo a la escalera.
  • Las sierras eléctricas portátiles para madera son indispensables en todo el proceso que acabamos de describir. Ahora, continuando con los pasos, debes limpiar muy bien la madera para luego aplicar un barniz de muy buena calidad.
  • Si el barniz va a ser transparente o de color, depende de tu gusto o del cliente. Eso sí, siempre deberás pintar siguiendo la dirección de la beta de la madera.
  • Si debes aplicar varias capas de barniz, es importante que lijes entre cada aplicación. Ahora, en caso de que la madera no haya sido tratada antes de comprarla, le podrías aplicar un buen tapa-poros.
  • Por último, vas a fijar la escalera a la pared, utilizando los tirafondos adecuados para tal efecto.

Concluyendo, es un proceso que no es muy complicado, si lo llevas a cabo con paciencia y con el tiempo necesario.

También te puede interesar: 10 herramientas de carpintería que todo carpintero debe tener

Tipos de alicates: modelos y usos

En el mundo de las herramientas podemos encontrar muchos tipos de alicates, cada uno de ellos con una función específica. Esta es una pieza indispensable cuando se arma un juego de herramientas. En este sentido, resulta de mucha utilidad conocer para qué sirve cada uno de ellos, ya que así adquiriremos los que realmente nos hacen falta.

Clases de alicates

Se trata de una herramienta multifuncional, pues puedes utilizarla para un gran número de tareas: sujetar otros elementos, cortar, aplicar fuerza para plegar o torcer, etc. Su diseño ha evolucionado para adaptarse a labores que requieren formas particulares. En general, todos están constituidos por la cabeza, las mordazas o pinzas, una articulación, un tornillo de sujeción y un mango.

A pesar de tener los mismos componentes, sus funciones varían, por lo que saber qué modelo necesitas forma parte de los tips para organizar las herramientas en tu hogar.

A continuación, te explicamos de forma detallada cuáles son los alicates de mayor uso:

  1. Alicate universal. Se trata del más conocido por todos y es muy común tenerlo en la caja de herramientas. Con él puedes realizar una gran variedad de tareas: apretar y aflojar uniones mecánicas, estirar y doblar, cortar alambres, retirar la cubierta de los cables, etc. Tiene mordazas robustas y no muy largas. También dispone de una parte para realizar cortes y de una sección dentada en las mordazas.
  2. Alicate de punta. Su principal característica es que sus mordazas poseen la forma alargada de las pinzas y, además, son relativamente delgadas. No cuenta con una sección cortante. Debido a esa forma alargada y plana, se utiliza para sujetar piezas de tamaño pequeño. Por otro lado, te permite llegar a lugares de difícil acceso.
  3. Alicate de corte. Se emplea para cortar y pelar, con él no se puede sujetar el objeto. Por lo general, se usa con cables eléctricos. Tiene en la punta la forma de unas cuchillas. Es importante que no lo confundas con las tenazas, con las cuales sí es posible sujetar.
  4. Alicate pelacable. Es un modelo específico para retirar la cubierta protectora de los cables eléctricos. De este modo, podemos manipular el núcleo conductor de cobre. Es muy habitual en trabajos de electricidad, ya que nos permite realizar las conexiones necesarias. Recuerda que se puede utilizar en diferentes dimensiones de cable, pues la distancia entre las pinzas es regulable.
  5. Alicate de punta redonda. Se suele emplear en el sector artesanal para crear bucles o doblar el alambre en forma de anillo. En el ámbito eléctrico se usa para manipular los cables y enrollarlos al terminal.
  6. Alicate para anillos seeger. Como el modelo anterior, posee una punta redondeada, pero con un codo. Resulta muy útil para el montaje y desmontaje de anillos de retén. Podemos incluso encontrarlos con la dimensión específica de un anillo en particular.
  7. Alicate de crimpar. Permite sujetar dos piezas metálicas deformándolas para que una sostenga a la otra. Es una técnica muy usada en electricidad para unir el final del cable al conector que estés utilizando.
  8. Alicate o pinza de presión. Es un modelo con el cual se sujeta o ubica una pieza en una posición dada. Una vez colocado se puede bloquear, lo que te ofrece la posibilidad de trabajar sin estar sosteniendo la herramienta permanentemente.
  9. Alicates ajustables. Es una herramienta que te permite ajustar la apertura máxima de sus mordazas.

Como has podido comprobar en este artículo, el alicate es una herramienta que se emplea para gran número de tareas. Pero es importante que conozcas sus diferentes tipos y usos para adquirir los que realmente necesitas en tu juego de herramientas.

 

También te puede interesar: Consejos para quitar el óxido de las herramientas

 

Tubos de PVC: usos y características principales

Los tubos de PVC son uno de los materiales más usados en construcción y fontanería gracias a su excelente versatilidad y precio económico. Es fácil de manipular y cortar; además, es de los materiales más usados para resolver problemas de plomería gracias a su facilidad para moldearse.

Características de los tubos

El PVC, también llamado policloruro de vinilo, es un material totalmente indispensable en la fontanería y plomería. Es usado comúnmente para las tuberías de grifería de baño debido a que es estéril y completamente higiénico, logrando que la potabilidad del agua sea la máxima posible al abrir la llave del grifo.

Estos tubos son de un material completamente reutilizable, de esta forma su precio es muy económico si lo comparas con otros que están fabricados de otras composiciones químicas. Además, es totalmente aislante, por lo que también es comúnmente usado para proteger cables de todo tipo.

Tipos de tubería PVC

De PVC industrial

Este es el tipo de tubo de PVC más comúnmente encontrado. Es normalmente de color verde, blanco o gris y puede ser fabricado de cualquier diámetro, desde centímetros hasta metros, si es necesario. Es usado principalmente para desagües, aunque también tiene usos en el sector de la electricidad para proteger y aislar cables de bastante grosor. Estos soportan temperaturas medias aproximadamente desde los 60 °F hasta los 90 °F.

Tubo rígido de PVC

Este tipo de tubo es completamente solido y resistente, fabricado en material transparente y utilizado para la fontanería, principalmente para los desagües de grifos y sanitarios. Además, es totalmente higiénico y uno de los tipos de tubos más económicos que se pueden encontrar.

Tubo de PVC sanitario

Este tipo de tubo está fabricado especialmente para usarse en instalaciones sanitarias y tuberías en donde la higiene y la asepsia tienen que ser las mayores posibles. Es comúnmente encontrado en las edificaciones de hospitales. Además, existen derivados de este material que son usados para sondas y distintos dispositivos quirúrgicos. También son flexibles, por lo que resultan fáciles de manipular

Tubo flexible de PVC

Como su nombre lo indica, estos son flexibles, pudiendo doblarse hasta un poco más de los 90 grados sin ningún problema. Su flexibilidad permite realizar instalaciones que con los otros tipos de tubos no hubiera sido posible. Es fabricado en color transparente y es muy económico. A diferencia de los otros tipos, este no es capaz de aguantar altas temperaturas, llegando a resistir hasta los 70 °F sin ningún problema.

De PVC de cristal

Este es el tipo de PVC perfecto para la industria alimentaria, ya que su composición impide que los microorganismos puedan depositarse en este. Es comúnmente encontrado en maquinas alimentarias o en instalaciones en donde se necesite transportar grandes cantidades de alimentos espesos o líquidos como agua o aceite.

Tubo de CPVC

Por sus siglas en inglés, cloruro de polivinilo clorado, este tipo de tubo está especialmente fabricado para soportar altas temperaturas, hasta aproximadamente los 200 °F. De esta forma, es muy resistente y aguanta distintas presiones sin romperse. Es utilizado en fabricas y en la industria en general.

De PVC corrugado

Este es fabricado generalmente en material negro y su exterior es corrugado. Su característica principal es la flexibilidad, llegando a usarse principalmente en techos y paredes para aislar los cables del sistema eléctrico de la instalación, protegiéndolo de la humedad e insectos.

Como puedes ver, el PVC es el material de construcción por excelencia para la fontanería y plomería gracias a su excelente capacidad, resistencia y vida útil. Además, existen derivados y aleaciones de este material que permiten aumentar aún más sus propiedades y que así los puedas usar para otro tipo de instalaciones.

 

También te puede interesar: 5 señales para saber que es hora de renovar la grifería

Tipos de bombillas que existen en el mercado

La iluminación en el hogar, negocio u oficina es fundamental. Para satisfacer adecuadamente las diversas necesidades, se requieren distintos tipos de bombillas. La variedad es bastante amplia y por eso hay que conocer bien sus características, funciones, alcances y ventajas de cada una de ellas.

Clases de bombillas

Las bombillas se pueden agrupar en cuatro grandes categorías, que incluyen las lámparas de halógeno, incandescentes, ledes y los bombillos de bajo consumo. A continuación, sus principales detalles:

  1. Incandescentes: Son las conocidas bombillas estándar, las que siempre se han visto desde su invención. Para emitir su luz, deben calentar un filamento interno hasta volverse incandescente, esto genera calor en el proceso. Son las más económicas, pero están prohibidas en México desde 2012 debido a que consumen mucha energía en perjuicio del equilibrio ambiental.
  2. Halógenas: Esta clase de lámpara genera una luz natural, muy potente y de gran alcance. También se retiraron del mercado en 2018, pese a que son entre 30 y 40 % más eficientes que las tradicionales. Con la llegada de modelos de mayor rendimiento energético se descontinuaron.
  3. Bajo consumo fluocompactas: Combinan gases y sales que al entrar en contacto con una corriente eléctrica emiten una luz limpia y clara. Son 80 % más eficientes que las bombillas incandescentes y se pueden elegir en distintas tonalidades de luz. El único inconveniente es que hay que esperar algunos segundos para que enciendan totalmente.
  4. Lámparas led: Son las más modernas y eficientes que podemos encontrar en el mercado. Tienen un mínimo consumo de energía eléctrica y emiten una gran cantidad de luz. Además, pueden durar hasta más de 50 000 horas y no generan ningún tipo de calor. Son las bombillas más utilizadas y, sin duda, la mejor opción por el alto ahorro energético que producen tanto para la economía personal como la conservación del medioambiente.

Consejos para ahorrar en tu factura de luz

Disminuir el consumo de energía eléctrica reducirá significativamente tu facturación del servicio, lo cual se traduce en ahorro directo para tu bolsillo y en menor impacto ambiental. Para reducirlo, se deben seguir algunas recomendaciones básicas, entre las que destacan:

  • Revisar la potencia contratada: A veces, el consumo que se necesita es inferior a la potencia de energía que se ha contratado y, por consiguiente, se pagan tarifas mayores. Si revisas bien, puede que no requieras tanto y puedas pedir que te la reduzcan.
  • Elegir las bombillas adecuadas: Hay lugares que no precisan mantener una luz encendida de forma permanente, como puede ser el baño, y que con solo colocar una bombilla fluorescente de bajo consumo es suficiente. No sucede así en los pasillos o estancias de gran uso donde lo recomendable es instalar lámparas led.
  • Incentivar la cultura del ahorro: Todos en la familia deben tener consciencia de lo importante de mantener apagadas las luces cuando no se necesiten. Es una forma efectiva de ayudar a la economía familiar mientras se preserva el planeta.
  • Utilización de energías renovables: Siempre es bueno evaluar la instalación de sistemas de producción de energía verde, es decir, ecológica y renovable, como la solar, que se puede obtener a través de células fotovoltaicas que se encuentran fácilmente en el mercado.

En ese sentido, el gobierno mexicano impulsa diversos programas de ahorro energético en los que puedes consultar la manera cómo te puedes sumar a ellos y colaborar con tu granito de arena.

Elegir correctamente las bombillas que se van a instalar en la casa o negocio es esencial para ahorrar en las finanzas y, a la vez, para ayudar a conservar la Tierra. No es cualquier cosa todo lo que se logra con solo seleccionar bien.

 

También te puede interesar: Inversor de corriente: qué es y cuál es su funcionalidad

 

WhatsApp chat