Contáctanos

Carretilla de carga y sus principales funciones

Pocos implementos usados en la construcción de infraestructuras son tan comunes como la carretilla de carga. Se usa en cualquier actividad que lleve implícita la necesidad de transportar cargas pesadas en trayectos relativamente cortos. Simplifica todo trabajo en el que sea necesario que unos pocos obreros manejen cargas significativas. ¿Te arriesgarías a decir que conoces sus características y funciones, o incluso cómo opera?

¿Qué es una carretilla?

Se trata de una especie de carro con una única llanta en el frente; dos soportes traseros largos, que van desde la parte posterior de la concha hasta el suelo; y un par de manubrios (también largos) en la parte trasera superior. Además, lleva una especie de bandeja honda sobre las llantas y los soportes para depositar lo que la persona quiera transportar.

¿Conoces las características, partes y funciones de la carretilla? Sigue leyendo y entérate:

  • La concha es la bandeja donde se lleva la carga. La concha debe ser resistente para no dañarse en los contactos bruscos con los materiales o herramientas. El metal del que está hecha, por lo general, puede ser de calibre 18, 21 o 22.
  • La rueda no requiere una mayor explicación. Unos 10 centímetros de ancho por 41 centímetros de alto son las medidas de una llanta mediana. Una rueda neumática reforzada y hecha de poliuretano tiene la ventaja de ser imponchable; además, es muy robusta y soporta cargas importantes.

Por sí sola, la carretilla no es capaz de rodar, pese a tener una llanta, porque los soportes traseros se lo impiden. La mantienen estable sobre una superficie. Pero cuando una persona levanta la carretilla usando los manubrios, esta rodará con su llanta frontal y hará que el peso de la carga quede repartido entre la persona y la llanta. El usuario podrá dirigirla con facilidad hacia donde él desee.

  • Los soportes y tacones son las extremidades sobre las que se estabiliza toda la carretilla junto con la rueda. El tacón no es una pieza que tienen absolutamente todas las carretillas. Pero las que lo tienen gozan de una mayor estabilidad y los soportes sufren menos con las grandes cargas.
  • El travesaño trasero o puente es una pieza que une los soportes de la carretilla. Le otorga solidez y unidad a los soportes, y hace toda la herramienta en sí más duradera y capaz. El travesaño se presenta en los calibres 16, 18 y 19.
  • El bastidor es el armazón que, de alguna manera, ensambla la carretilla. Va desde las agarraderas hasta la estructura que une la rueda a la carretilla. También se presenta en calibres 14 o 16.
  • La capacidad de carga de una carretilla se mide en kilos y litros. Estos últimos nacen de la necesidad de transportar líquidos y explican que la concha tenga profundidad, en lugar de ser una plataforma plana y sin bordes. Las cargas solidas que se pueden llevar con esta herramienta van desde los 250 kilos hasta los 750 kilos; las líquidas se mueven entre los 65 litros y los 100 litros.

En el caso de transportar líquidos, debes considerar el grado de inclinación en que llevas esta herramienta. La capacidad de carga de líquidos no incluye la altura total de la concha; si la llenas de agua hasta arriba, se desperdiciaría el fluido. De cualquier manera, hay otras herramientas más acordes para transportar los líquidos.

En la construcción y jardinería, esta herramienta ha mostrado su valía a través del tiempo. Rocas, escombros, abono, plantas y árboles y muchos otros materiales se han transportado en las carretillas. Desde el año 200 a. C. hasta la actualidad, este implemento, literalmente, le hace al hombre más liviana la carga.

También te puede interesar: 10 herramientas de albañearía indispensables para una obra

Plomería: 10 Tips para evitar problemas en tu hogar

Es muy común en los hogares que las llaves, tuberías, etc. sufran daños. Por eso, debemos estar preparados y tener a mano herramientas que puedan ayudarnos a solucionar esos problemas. Vamos a mostrarte algunas de las situaciones más comunes que se presentan a diario en las casas y las herramientas que debes tener sí o sí para solventarlas.

Algunos problemas que se te pueden presentar

  1. Grifos goteando: Este es uno de los problemas más comunes en los hogares. Los grifos se dañan con mucha facilidad, pero no es tan difícil arreglarlos. Lo primero que debes hacer es cerrar la llave de paso (haz esto siempre que vayas a arreglar un problema de plomería). Luego, usa una cinta sellarroscas o aislante.
  2. Daño en la llave por apretar muy fuerte: En este caso, se debe cambiar la goma o empaque, ya que se desgasta con frecuencia. Ten a mano una llave inglesa o de perico para abrir el grifo; luego, debes quitar la goma desgastada, poner una nueva y usar cinta sellarroscas.
  3. Fugas en la cañería: Si tienes una fuga, debes ser muy rápido cerrando la llave de paso, primeramente. Si la fuga es pequeña, puedes cubrir a parte del daño con cinta de aislar enrollándola varias veces. Primero sécalo todo y luego pon la cinta.
  4. Se tapó la coladera: Si al bañarte notas que el agua no baja, esto es porque la coladera esta tapada. Para solucionarlo, toca quitar las rejillas con un destornillador y, con ayuda de unas pinzas, remover todo lo que impide el paso del agua. También puedes usar un destapacaños para solucionar este problema.
  5. Se tapó la pileta de la cocina: Es lo mismo que pasa en la ducha. Puede ocurrir al lavar los trastes, ya que la basura se atasca en la pileta y produce olores desagradables. Este caso, un destapacaños es la opción ideal.
  6. Fugas de agua en el inodoro: Lo primero es identificar de dónde viene la fuga; pueden ser varias opciones. Si es la válvula, es posible que no esté sellada correctamente y permita el paso del agua. Debes tener la llave de perico para arreglarla (recuerda cerrar la llave de paso). Retira con la llave el tubo que lleva el agua al tanque y pon teflón o cinta sellarroscas. Luego, vuelve a organizarlo todo en el orden que estaba.
  7. Válvula dañada: Deberás cambiarla completamente y poner una nueva. Ten en cuenta el modelo de tu cisterna. Para arreglar la válvula, vacía el tanque. Debe quedar completamente vacío. Con tu llave de perico, quita la parte exterior que une la llave por donde pasa el agua, pon el empaque nuevo y vuelve a colocarlo todo en su lugar.
  8. Agua al lado del inodoro: Cuando esto pasa significa que el inodoro tiene una grieta. Para solucionar este problema, puedes utilizar silicona. Primero, sécalo todo y, luego, ve aplicando silicona por todo el inodoro. Verifica después que la fuga se detuvo; si no es así, puede que esta sea por otro motivo…
  9. Malos olores en el baño: Puedes usar un cuello de cera que se pone entre el sanitario y la tubería de drenaje. El cuello detendrá los malos olores y, además, evitará las filtraciones debajo de la taza, por lo que te puede servir también para los problemas de fugas.
  10. Filtraciones o moho: Las filtraciones de agua pueden causar humedad, que con el paso del tiempo afecta a la salud. Para evitarlas, es muy importante usar selladores antihongos. Se colocan entre las uniones de los materiales, en los lavamanos, duchas, etc.

Esos fueron algunos problemas que se pueden presentar. Ahora ya sabes qué herramientas utilizar para solucionarlos y qué hacer cuando pasen.

Herramienta rotativa: Todo lo que debes saber y cómo escogerla

Si de accesorios útiles y especializados estamos hablando, una herramienta rotativa puede tener varios usos o aplicaciones. No importa si quieres obtener un kit para tu hogar o empresa, siempre habrá un implemento que puede adecuarse fielmente a cualquier necesidad. Las herramientas también pueden ofrecerte comodidad y una calidad excelente en los trabajos.

¿Qué son las herramientas rotativas?

Son herramientas, generalmente eléctricas, que pueden ser adaptadas para diferentes tareas como cortar, pulir, tallar y muchas otras… Imagina un dispositivo todo en uno, que tiene el objetivo de hacer cualquier trabajo mucho más fácil y que evite los errores que pueden surgir con otros tipos de dispositivos.

También es importante tener en cuenta que cada kit se diferencia de otros dependiendo de para qué se use. Por ejemplo, los implementos de pulido pueden tener accesorios de múltiples tamaños para diversos trabajos, pero no van a servirte para hacer cortes.

Las aplicaciones o usos de las herramientas rotativas

La variedad de los mecanismos rotatorios es equiparable a su amplia gama de usos:

  • Tallar o pulir madera.
  • Hacer diferentes trabajos con acrílicos.
  • Cortes de pernos atascados u oxidados.
  • Eliminar el óxido de una superficie.
  • Reparar paneles y revestimientos.
  • Taladrar todo tipo de agujeros.
  • Pulir diferentes piezas duras.
  • Limpieza de superficies suaves.
  • Grabados en cristales u otros materiales.

Algunas de estas tareas son totalmente cotidianas y pueden ser realizadas perfectamente por una persona en su propio taller, o bien en trabajos caseros. Otras actividades, como hacer grabados o cortes, son realizadas por las empresas sobre materiales muy resistentes o grandes.

Estos accesorios son una opción muy buena para realizar cómoda y eficazmente cualquier trabajo. Son los preferidos de las compañías y talles individuales para optimizar sus procesos.

¿Cuáles son los beneficios de usar estas herramientas?

A continuación, te hablaremos un poco más a fondo de los beneficios que obtienes al usar alguna de las herramientas rotatorias, sea cual sea el propósito que le tengas planeado:

  1. Gran variedad. Te encontrarás con utensilios especializados para absolutamente todo. Algunos dispositivos se encargan de pulir todo tipo de superficies; otros, las limpian, y también varios sirven para hacer huecos y demás…
  2. Facilidad de uso. Aunque debes tener muy en cuenta los manuales de seguridad para evitar cualquier accidente, los utensilios son muy sencillos e intuitivos. Toma las medidas de prevención o aseguramiento y no tendrás ningún problema en su uso.
  3. Accesorios de todas las medidas estándar. Probablemente, en alguna ocasión te hayas topado con el problema de que tu herramienta es demasiado grande o pequeña para un trabajo. El mejor beneficio de los accesorios para los instrumentos rotativos es que vienen en todas las medidas más usadas normalmente.

Cómo elegir una herramienta según tu necesidad

Aunque los implementos tienen la única función de rotar, debes saber que existen dos razones importantes para elegir el que más se adapte a tu trabajo o necesidad.

  1. Para uso profesional. Cuando requieras artefactos rotatorios de alta resistencia, el equipo profesional tiene que ser tu opción. Elige las herramientas de uso industrial cuando requieras realizar una tarea de corte, acabado o pulido con materiales muy resistentes o para trabajos muy grandes.
  2. Uso cotidiano. Se trata de instrumentos mucho más ligeros y fáciles de usar. Son ideales para los trabajos de artesanía, carpintería y otras labores que requieran acabados muy pulidos. No son herramientas totalmente especializadas, pero pueden ayudarte mucho en cualquier labor. Además, te proporcionan una cantidad muy buena de accesorios para todo tipo de situaciones que se te puedan presentar.

Apuesta por las herramientas rotativas de calidad para que tu trabajo o proyecto salga de la mejor manera y de gran calidad.

Rodillos para pintar, descubre cuál es el ideal

Si alguna vez has pintado o visto a alguien hacerlo, entonces estás familiarizado con el rodillo para pintar. Esta herramienta se usa para darles una mayor cobertura a las paredes y techos, de una manera más veloz y homogénea. Es decir, se utiliza para optimizar y facilitar el trabajo de un pintor. ¿Conoces los distintos tipos de rodillos y sus funciones? Sigue leyendo y entérate de eso y más.

Los tipos de rodillos y sus funciones

Lo primero que debes cuidar para garantizar el mejor resultado final posible es que todos los materiales sean de buena calidad. Un excelente rodillo no puede hacer un milagro con pintura de mala calidad. Todos los rodillos tienen tres partes básicas: el mango, el marco y la felpa. ¿Sabes cuáles son los rasgos que distinguen los tipos de rodillos?

Dos elementos fundamentales categorizan este tipo de herramienta para la pintura. Uno de ellos es el tamaño. En términos más específicos, el tamaño del ancho de la funda y el marco. Se clasifican por pulgadas; a mayor tamaño de estos elementos, el rodillo se emplea para superficies más amplias. Cuando el ancho de la funda y el marco es más pequeño, el rodillo se suele usar para los detalles y remates. Otros rasgos que distinguen a los rodillos son las particulares de la felpa. Esta puede presentar distintos materiales y espesores para trabajar las superficies o acabados puntuales.

Minirrodillos

Estos son, obviamente, unos de los más pequeños. Su funda tiene un ancho de cuatro pulgadas o 10 centímetros. Pueden ser de poliéster o de esponja. Son ampliamente usados para los trabajos de mayor detalle. Destacan entre otros rodillos a los ojos de muralistas y otros artistas visuales.

Materiales de los minirrodillos:

  • Esponja. Su felpa es de 3/8 de pulgada. Tiene una gran capacidad de absorción, lo que la hace ideal para cubrir superficies grandes.
  • Poliéster. El rodillo de poliéster también tiene una felpa de 3/8 de pulgada, pero esta es más indicada para aplicar esmaltes y pinturas vinílicas.
  • Poliéster profesional. Con su felpa de 3/4 de pulgada, el rodillo de poliéster profesional es una buena opción para hacer los acabados en espacios reducidos o incómodos.

Rodillos medianos y grandes

En primer lugar, se encuentran los rodillos con funda de 7 pulgadas y felpa de 5/8 de pulgada. Son los adecuados para las paredes poco rugosas o, de alguna manera, estándar. Les siguen los profesionales de nueve pulgadas o 23 centímetros que hallarás clasificados según el espesor de la felpa.

  • 1 ¼ pulgadas. Con esta felpa tupida y prominente, el rodillo se usa para cubrir paredes extrarrugosas efectivamente. Sus fibras entran en las depresiones y las cubren de pintura.
  • 1 pulgada. Es la felpa ideal para las paredes muy rugosas, pero no con tantas depresiones y prominencias como las del ítem anterior.
  • ¾ de pulgada. En el caso de tratar con una pared rugosa, esta es la felpa ideal. Si se emplea en paredes más lisas, es probable que queden vestigios de pintura y se malgaste el material.
  • 5/8 de pulgada. Si la pared está en un punto intermedio entre las lisas y rugosas, o sea, es un poco rugosa, la felpa de esta densidad es la indicada.
  • 3/8 de pulgada. Las paredes de interiores o, simplemente, bien preparadas y lisas se deben pintar usando la felpa de este espesor para lograr un mejor acabado y la máxima eficiencia.

Finalmente, se encuentran los rodillos profesionales de 12 pulgadas o 30 centímetros. Se usan para paredes poco rugosas y tienen su felpa tiene un espesor de 5/8 de pulgada.

Si optas un rodillo de buena calidad, este puede darte hasta dos veces más capacidad de cobertura y rendimiento de material. Hay un rodillo ideal para cada fase y cada proyecto. ¿Ahora sabes cómo escoger el tuyo?

WhatsApp chat