Contáctanos

Tipos de martillos y las bondades en usabilidad

El martillo es una herramienta indispensable y básica que se ha vuelto parte de los trabajos manuales en el hogar como en grandes trabajos industriales y de carpintería.

Es una herramienta muy útil, fácil de utilizar que permite realizar varias labores y que se encuentran en diferentes formas, medidas, pesos y cada una de ella permitirá realizar las tareas de la mejor manera.

Aquí te contamos más sobre los tipos que existen y su usabilidad. ¡Comencemos!

¿Qué es un martillo?

El martillo es una herramienta que se utiliza para golpear un objetivo, causando así el movimiento de este ya sea hundiéndose o deformándolo. Uno de los usos más comunes es para clavar, desclavar, achatar o redirigir algo ya clavado. Los martillos tienen varios tipos y formas. Algunos están diseñados para un propósito especial. Sea como sea, muchas y variadas son las formas que puede tomar el martillo y muchas y variadas son sus bondades en usabilidad.

Tipos de martillos

Martillo de orejas:

Es el martillo por excelencia el que todos conocemos y su cabeza tiene dos caras. Una cabeza redonda, para clavar los clavos, y otra parte plana con una ranura, para sacarlos. Cuando necesitamos clavar algo con características especiales como clavos pequeños, nos conviene utilizar un martillo pequeño con cabeza cuadrada que no golpee los dedos al sujetar las puntas pequeñas.

  • El  Martillo de bola: Tiene un uso mecánico, la bola, de allí su nombre, no solo  equilibra el martillo, sino que también concentra los golpes en el forjado de una pieza cóncava, para deformar bordes de un remache o para realizar una unión por remachado.
  • Martillo de cuña: se usa en mecánica. La cuña se utiliza para cortar piezas en caliente.
  • El martillo pestañador:  sirve poner las herraduras de los caballos.
  • El martillo moldeador de cabeza cuadrada: permite trabajar las herraduras en caliente puestas a fraguar.
  • El martillo acanalador:  es especial para realizar o corregir las canales de las herraduras.
  • El martillo de estampa clavera:  es especial para realizar o corregir las claveras en la herradura.
  • El martillo clavador: sirve para eliminar el exceso de clavo antes de remachar las herraduras.

Tipos de martillos

Ventajas de utilizar y tener un martillo

Una de las ventajas principales del martillo es la rapidez con la que se pueden hacer tareas como clavar o romper materiales. Imagínate cuánto tiempo tardarías para clavar tus cuadros o adornos en la pared sin un martillo. A pesar de que el objetivo principal de un martillo es la de clavar cosas o deformar o hasta herrar caballos, muchas personas utilizan martillos para abrir sus nueces o caliente para crear vasos plásticos de botellas. La verdad que es una herramienta muy dúctil que no necesita electricidad y de bajo costo. Podemos encontrar un martillo en casi todas partes, es una pieza fundamental para cualquier labor.

En conclusión, un martillo puede usarse tanto para labores que requieran de mucha fuerza, para los cuales se recomienda usar un martillo de carpintero de una sola pieza o para labores menos exigentes, como clavar un clavo para un cuadro.

Beneficia el trabajo de las personas ya que no requiere de tanta fuerza y es muy intuitivo a la hora de utilizar y nos puede ayudar en distintas labores.

Sea como sea, siempre encontraremos un martillo adecuado para hacer el trabajo que necesitamos, haya electricidad o no.

También te puede interesar: Extensiones eléctricas y su uso en el hogar y construcción

Ventajas que debes conocer de las escaleras de aluminio

Elegir escaleras para tu casa o negocio puede llegar a ser algo importante, tanto para conseguir materiales duraderos que cuenten con buena resistencia y, al mismo tiempo, que sean amigables con el medio ambiente. En este artículo, te diremos algunas razones para que elijas las escaleras de aluminio, ya que puede ser un material que te brindará muchos beneficios.

¿Por qué elegir aluminio y no otro material?

Por lo general, tanto en establecimientos como para los hogares, el material que más se usa es la madera. El problema de esta es que, cuando se trata de madera original, puede llegar a ser muy pesada, además, no tiene muy buena resistencia al agua, por lo que se irá deteriorando con mucha facilidad.

Sin embargo, el aluminio destaca tanto por su resistencia, su peso y demás virtudes que lo hace un material excelente para algunas construcciones. También puedes ahorrar algo de dinero porque no es muy costosa. Así que, a continuación, te hablaremos de las características y los beneficios de optar por las escaleras hechas con aluminio.

tipos de escalera de aluminio truper

Ventajas de tener este tipo de escalera en tu casa o negocio

Basándonos en las desventajas que ofrecen los demás materiales como la madera, acero y demás, te traemos un listado de las cosas buenas que obtendrás eligiendo el aluminio para usar escaleras en cualquier establecimiento u hogar:

  • Material económico. Es aceptable que si diriges un negocio siempre estés buscando opciones que, además de ser de buena calidad, cuiden tu presupuesto. El aluminio es un material que se vende muy barato por kilo, y puedes comprar piezas ya fabricadas por un buen precio.
  • Te venden piezas fáciles de instalar. Puedes olvidarte de contratar a alguien para que haga la tarea de instalar tus escaleras. Esto es gracias a que, normalmente, te van a vender las piezas necesarias, bien sea con instrucciones o que son de una fácil instalación.
  • El aluminio es muy resistente. De todos los materiales que puedes encontrar en el mercado, el aluminio puede ser resistente a la presión, al peso, al agua y a la corrosión. Cuando compras este tipo de escaleras, tendrás la garantía que estas te van a servir durante mucho tiempo.
  • Ayudas a conservar el medio ambiente. Cuando una pieza hecha en aluminio cumple su vida útil, puedes optar por reciclarlo y mandar a hacer otra cosa con el material restante. Por otro lado, puedes reemplazar lo que más comúnmente se usa, lo cual es la madera. De este modo, evitarás que se talen tantos árboles y el medio ambiente se conserve bien.
  • Llegarás a todos lados. Puedes adquirir este estilo de escaleras para los trabajos en los que requieras llegar a espacios que se encuentren muy altos. Combinando las características de resistencia y durabilidad, es posible llegar sin peligro a cualquier sitio.
  • Puedes recogerlas para no ocupar mucho espacio. A diferencia de otros materiales, estas cuentan con un armazón que les permite reducir su tamaño y puedas guardarlas en cualquier sitio. Lo importante de esto es que no se sacrifica para nada su resistencia al peso.

Existen muchas razones para preferir materiales que ofrezcan mejores características y a un precio bajo, pero siempre van a prevalecer los beneficios que te brinden en economía, durabilidad, resistencia y la posibilidad de ayudar a cuidar el medio ambiente.

Conclusión

Con una escalera de aluminio podrás llegar a todas partes, no gastarás mucho dinero y tendrás un aparato casi que de por vida, claro que si le ofreces buenos cuidados. Por otro lado, el sistema plegable te dará un extra para que no ocupen espacio innecesariamente y las puedas usar cuando desees.

También te va a interesar: ¿Qué es el equipo para seguridad industrial?

Extensiones eléctricas y su uso en el hogar y construcción

Todos hemos necesitado alguna vez utilizar extensiones eléctricas para llevar energía eléctrica a algún artefacto o maquinaria que está lejos del enchufe. Pues bien, esa es la función de los cables de extensión. Es necesario conocer algunos datos para hacer uso de ellos de una forma segura y útil para nosotros y nuestro hogar o lugar de trabajo.

¿Cómo seleccionar el tipo de cable de extensión correcto?

Lo primero que deberías hacer es asegurarte de utilizar un cable de extensión adecuado en cuanto al grosor y tipo para el trabajo que vayas a realizar. La selección de un cable inadecuado conlleva un mayor riesgo de producir un recalentamiento excesivo y, con ello, la posibilidad de un incendio.

  • Compra cables de extensión cuyos fabricantes los hayan sometido a pruebas de laboratorio.
  • Usa diferentes tipos de cables de extensión dependiendo del entorno donde vas a trabajar. Por ejemplo, para los exteriores, emplea cables de extensión resistentes al agua y a la humedad.
  • Selecciona el cable de extensión que pueda manejar la potencia de los artefactos con los que vas a trabajar (ver los calibres de los cables de extensión).
  • Selecciona cables para enchufes polarizados o que tengan tres clavijas (fase activa, neutra y tierra).

También te puede interesar: Ventajas que debes conocer de las escaleras de aluminio

Antes de comprar o utilizar un cable de extensión eléctrica, ten en cuenta el número de grosor del cable y su utilidad según la siguiente tabla:

  • #16: Usado en artefactos de muy bajo consumo como, por ejemplo, dispositivos electrónicos pequeños.
  • #14: Se usa en artefactos de bajo consumo como las lámparas, computadoras, radios y destornilladores eléctricos, entre otros.
  • #12: Para los artefactos de consumo bajo-medio como los taladros no industriales, entre otros.
  • #10: Es empleado en artefactos de consumo medio como los hornos de microondas, licuadoras o secadores de pelo, entre otros.
  • #8: Usado en artefactos de consumo medio-alto como las secadoras de ropa y los calentadores de agua eléctricos, por ejemplo.

¿Cómo usar adecuadamente los cables de extensión?

  • No conectes varios artefactos que vayas a utilizar simultáneamente a un mismo cable de extensión.
  • No uses cables de extensión para interiores en los exteriores, especialmente en los entornos húmedos.
  • No sustituyas el cableado permanente por cables de extensión. Recuerda que su uso es solo temporal.
  • No atravieses las paredes, techos o suelos con el cable de extensión, pues si este está cubierto, el calor no puede escapar, con lo cual aumentas el riesgo de incendio.
  • Nunca coloques un cable de extensión debajo de una alfombra o mueble; y tampoco utilices clavos o grapas para fijarlo de la pared.
  • Mantén el cable de extensión lo más recto posible mientras estás usando el artefacto.
  • Si notas que el cable de extensión se recalienta más de la cuenta, apaga el dispositivo y usa otro cable de mayor grosor.

Cuidado de los cables de extensión

El cuidado en el uso y almacenaje de los cables de extensión ayuda a evitar su deterioro y, con ello, a disminuir la posibilidad de una descarga eléctrica potencialmente peligrosa. Para ello, te recomendamos que hagas lo siguiente:

  • Guarda siempre los cables de extensión en lugares secos que no estén a la intemperie y de forma tal que no se doblen bruscamente.
  • Desenchufa los cables de extensión cuando no los estés utilizando.
  • Desecha los cables de extensión que estén dañados.
  • Cuando vayas a desenchufar un cable de extensión del tomacorriente, jamás tires del cable. Desenchúfalo tirando del propio enchufe.

Esperamos que estas recomendaciones te sean útiles para evitar daños cuando utilices tus cables de extensión. Recuerda que si en algún momento tienes dudas sobre cuál cable debes utilizar, es mejor que uses el más grueso. Así mismo, ten en cuenta que los cables más largos no pueden soportar tanta corriente como los cables más cortos del mismo calibre.

Qué es un candado de hierro y principales usos

El candado de hierro es un mecanismo de seguridad que funciona como cerradura portátil. Este dispositivo se coloca en el objeto a proteger y puede estar hecho de diversos materiales; sin embargo, los candados hechos de hierro suelen ser los más populares debido a su versatilidad, precio, durabilidad y resistencia.

Consejos para la selección y uso de los candados de hierro

Te presentamos a continuación un listado de criterios que deberías tomar en cuenta para seleccionar un candado. A partir de esto, podrás operarlo con seguridad y eficiencia.

  1. Verifica el tamaño. Es de suma importancia que selecciones la magnitud y grosor adecuados de tu candado. No usarás un candado de alta seguridad para tu maleta y tampoco sería práctico que utilizaras un candado pequeño y endeble para la puerta de tu casa.
  2. Selecciona la forma del aro. El aro es indispensable en un candado, pero también es la pieza del candado que más ataques recibe por parte de quienes desean abrirlo a la fuerza. La forma de aro más común es la de «U»; y existen aros cortos y aros largos. El aro corto es más difícil de cortar porque suele ser también más grueso que el aro largo. La ventaja del aro largo sobre el aro corto es su mayor capacidad de aseguramiento.
  3. Elige el tipo de empernado. Con el empernado nos referimos a la forma en que los candados hacen trabar su aro con su base. Hay tres tipos de empernado a saber: el empernado simple, que es el mecanismo utilizado en los candados más económicos; el empernado doble, que es de mayor seguridad que el simple; y el rodamiento de bolilla doble. Este último es el más costoso, pero compensa su precio elevado con su gran resistencia a las seguetas o cizallas, por lo que es más difícil abrir el candado.
  4. Considera el nivel de seguridad que requieres. No hay una norma industrial que clasifique el nivel de seguridad de los candados. Su categorización es arbitraria y lo más común es dividirlos en 3 grupos: el candado de seguridad básica, que es el de uso diario y suele ser compacto y pequeño; el candado de seguridad alta, que sirve para proteger los interiores y exteriores y tiene un precio más elevado que el básico; y finalmente, el de máxima seguridad, que se utiliza para asegurar cosas de gran valor o para áreas industriales y comerciales.
  5. Elige el diseño del candado de acuerdo a tu necesidad. Existen muchos tipos de candados según su mecanismo de cierre, el material con el que están hechos, su tamaño y su complejidad de manufactura. Lo mejor es que siempre tengas en mente qué tan importante es el objeto que deseas resguardar y qué tan expuesto se encuentra dicho objeto al robo. Mientras más seguridad, tamaño y dificultad a la apertura necesites en el candado, más dinero habrás de invertir. También abundan los candados con combinación; sus mecanismos, sin embargo, suelen ser más frágiles que los de aquellos que abren con llave.
  6. Evalúa qué te conviene más. Existen candados con llave única, candados hermanables y candados maestrados. Los del primer grupo, como su nombre indica, poseen una única llave que los abre naturalmente; a menos, claro, que se haga una copia de su llave natural. Los del segundo grupo son aquellos candados que se abren con una misma llave y tienen mecanismos de clausura y apertura exactamente idénticos. Finalmente, existen los candados maestrados, los cuales poseen llaves distintas, pero también una llave maestra que los abre todos.

La elección del candado adecuado dependerá del uso que quieras darle. No tomes a la ligera el uso del candado. ¡Es por el resguardo de tus bienes!, así que jamás escatimes en seguridad. ¡Tómate tu tiempo en elegirlo!

También te va a interesar: Beneficios de las escaleras de aluminio

WhatsApp chat